Cierre Más Emprendedoras 2018

La Pasionaria Universo Creativo nace de mi interés en crear un local comercial que sorprenda y emocione a cada paso. Por eso para mi era fundamental el lugar dónde iba a concretar el proyecto; encontré esta casa llena de luz e historia, dónde día a día compruebo que es el espacio ideal para acoger nuestros productos y dónde el público se siente muy cómodo tomándolo como propio.

Es el ámbito donde desarrollo mis capacidades y donde me entusiasma y apasiona, incentivar a quien trabaja aquí a buscar lo mismo para si. Tienda, restaurante, estudio y boutique, tienen sus áreas propias que dialogan fluidamente entre sí.

Para emprender cualquier proyecto se necesita escribir claramente los objetivos, trazar el camino, estar abierto a los cambios, tener temple para encararlo y tener confianza en el mismo para no decaer ante las dificultades.

Un camino donde me siguen acompañado varias personas, todas valiosas, en el que hemos ido capitalizando cada experiencia, valorando el trabajo en equipo y promoviendo la actitud proactiva para el desarrollo de la comunidad en general.

Esta actitud, esta responsabilidad en compartir una visión positiva y creativa de las capacidades en nuestro País, es la que he encontrado en los talleres y charlas a los que he asistido en Más Emprendedoras. Cuando recibo información de las actividades, me entusiasma la temática y los oradores, y siempre he tenido aportes valiosos por lo que cuando me llamaron y entrevistaron para invitarme a la Mentoría, no dudé en participar.

Han sido 10 talleres de temática bien diferente que me han ayudado a visualizar mi empresa, medirla, ajustarla y reorientar hacia los objetivos que me había planteado. Compartir este espacio con otras emprendedoras, sumada a la experiencia de los mentores, hace que sea una oportunidad de crecimiento única; nos da seguridad y confianza para la toma de decisiones en nuestras empresas, logrando el desarrollo genuino y el cuidado en la sustentabilidad de nuestros emprendimientos.

En el Programa Más Emprendedoras me han ayudado a pensar en el Estudio de Arquitectos que lidero de forma tal de trabajar para transformarlo en una Empresa. Ha sido de gran utilidad tener un espacio personalizado con mentores altamente capacitados que me ayudan a pensar dónde estamos y a dónde queremos llegar para luego trazar un plan de acción para alcanzar el objetivo. Hemos armado estrategias de crecimiento y trabajamos sobre alianzas estratégicas que potencien nuestro trabajo. ¡Y ahora estamos en la etapa de poner en práctica los planes!

No podría haber transitado por este camino sola y es por esa razón que estoy muy agradecida por la oportunidad que me dieron.

En mi caso personal de a poco y con mucha constancia en Ibiferre hemos ido incorporando muchos clientes de marcas reconocidas tanto en los shoppings como con empresas constructoras y nada me ha motivado más que el poder escuchar la historia de personas emprendedoras que ya lo están logrando, donde una se siente identificada en muchas situaciones. Es importante y esencial acercarse a la red de emprendedores que hay en Uruguay para poder ver que una no está sola y poder escuchar historias y aprender de los exitosos siempre. Hay que tener visión de hacia donde quieres llegar, buscar tu diferencial, plantar tus objetivos y trabajar en ellos.

Emprender no es fácil pero tampoco es imposible, se puede ser mujer, madre, esposa y empresaria, hay que ponerle mucho esfuerzo y perseverancia al día a día. Participar desde el inicio de los talleres de Más Emprendedoras me ha dado herramientas para poder alcanzar el próximo nivel en Ibiferre Herrería y también me ha dado contactos y redes, algó básico para nuestros negocios.

Mi historia emprendedora inició en el 2003 casi que por casualidad, y digo eso porque no tenía claro si quería realizar ese negocio, pero todo se fue dando para que así fuera, lo que si soñaba era tener mi propio emprendimiento.

Comencé en la casa de mis padres sin tener formación ni experiencia en el rubro en el cual inicié mi emprendimiento, pero a medida que empecé a tener retorno en lo que iba realizando es que me interesé por profesionalizarme e interiorizarme en este negocio.

Nunca me voy a olvidar cuando muchas personas me decían “estás loca Karina vas a iniciar un negocio que no conocés y encima en plena crisis global” a mí no me importó y pensé, el que no arriesga no gana y si no pruebo, nunca voy a saber si podía o no funcionar.

En el camino es verdad que hubo varios fracasos, no fue todo color de rosa pero todo lo que me pasó me sirvió para fortalecerme día a día y siempre salir adelante sin pensar que no se puede. Estoy convencida que es necesario pasar por obstáculos o situaciones que no son las ideales, pero que te sirven para que si en algún momento surge una situación no prevista estés más fuerte para afrontarla.

También hubieron muchas alegrías y es ahí cuando te das cuenta del camino que has ido cosechando y que hoy en día está generando sus frutos.

Hoy ya hace 10 años que ese sueño se hizo realidad y que día a día quiere seguir creciendo. En la actualidad somos una agencia de comunicaciones enfocada a brindar servicios de marketing promocional, BTL y organizaciones de eventos, somos muy inquietos por eso siempre estamos pensando qué más podemos brindar a nuestros clientes.

Desde 2013 Más Emprendedoras nos está apoyando para seguir creciendo. Es muy bueno que hoy haya ese apoyo para las mujeres emprendedoras, ya que cuando yo inicié no había este tipo de instituciones. Llega un momento del emprendimiento en el que necesitás que alguien te diga si las cosas las estás haciendo bien, si vas por el camino correcto, o simplemente como se pueden hacer mejor.

Por eso les agradezco mucho y estoy segura que a futuro, va a ser muy productivo.

Les quiero dejar una linda reflexión a las mujeres emprendedoras: El que lucha sin soñar no vive, el que vive sin luchar no llega.

Pin It on Pinterest